Actualmente nuestro almacén tiene una superficie de 4.250 metros cuadrados dedicados a los productos químicos.

Nuestras instalaciones incluyen cinco grandes cubas de 25 metros cúbicos de capacidad (sosa cáustica, ácido clorhídrico, ácido nítrico, ácido sulfúrico, agua oxigenada) y dos depósitos bajo tierra para hipoclorito sódico (aproximadamente 30 metros cúbicos cada uno).

Además, hay una sala dedicada a productos inflamables y dos grandes espacios para cubetas y bidones. En otra zona de la nave se almacenan los productos comercializados en sacos.

También contamos con 19 contenedores cisterna de entre 18 y 25 metros cúbicos de capacidad, así como con dos camiones de reparto diario para toda la isla.